Ejercicios de caligrafía

Cómo Mejorar la Caligrafía de un Niño de Primaria

junio 14, 2021
Cómo Mejorar la Caligrafía de un Niño de Primaria

La caligrafía, por desgracia, es una asignatura olvidada en la enseñanza Primaria, tanto la presencial, como la primaria en línea, que se puede estudiar en países como México. Cada vez son menos escuelas las que ponen en relieve la práctica de la caligrafía, tanto de letra ligada, letra cursiva o letra de palo o de molde entre sus alumnos, y es una verdadera pena, ya que la mala caligrafía es un problema que arrastran toda su vida y que puede causar fallos de entendimiento en la comunicación escrita, así como problemas de autoestima al considerar que su letra es “fea”.

El papel y el lugar de la caligrafía en la educación primaria

Por lo tanto, creemos de vital importancia la práctica de la caligrafía durante la etapa primaria de la enseñanza, primero con la práctica de la letra ligada y luego con la letra de molde. Normalmente, se practica durante la asignatura de lengua española, pero en mi humilde opinión, se podría tratar la caligrafía desde asignaturas como la educación plástica y visual o la expresión plástica (se denomina de una u otra forma dependiendo del país y del curriculum), en vez de como parte de las asignaturas de lengua que, al no tener tiempo para dar toda la materia, dan de lado a la práctica de la caligrafía o la envían como deberes opcionales.

Vídeo con muestras reales de niños/a entre 6 y 12 años

A raíz de esta cuestión, decidí hacer un vídeo en donde analicé varias muestras de escritura de niños y niñas de primaria, desde los 6 hasta los 12 años, y di algunas claves para mejorar la letra de cada uno de ellos, siendo consciente de su edad y de sus capacidades psicomotrices y grafomotrices. Vamos a echarle un vistazo y, después, comentamos algunos puntos en común.

Una vez observados estos ejemplos de escritura, podemos destacar algunas características comunes que hacen que la letra sea difícil de leer o no tenga el aspecto deseado:

Letras muy juntas

El principal aspecto que dificulta la legibilidad es escribir las letras muy juntas, que se montan unas sobre otras o se solapan, así que mantener un interletrado correcto (sobre 1 mm entre letra y letra) facilitará mucho la lectura.

No se respeta la línea de base

Es muy común que cada letra no vuelva a la línea de base, que se quede por arriba, como suspendida en el aire, o que se vaya hacia abajo. Hacer que todas las letras vuelvan a esa línea, que es como el suelo o la tierra, hará que se vea más uniforme.

Espacios muy pequeños o muy grandes entre palabras

Si los espacios son muy pequeños, las palabras se juntan y dificulta la lectura. Que haya mucho espacio, no la dificulta, pero sí que hace que sea menos armoniosa y algo más desagradable de leer. Por lo tanto, recomiendo que siempre haya el mismo espacio entre palabras, de entre 3 y 5 mm.

Falta de uniformidad en las letras que se parecen

Este es un error bastante común, hacer las mismas letras de forma desigual. Hay que pensar que letras como la “a”, la “o”, la “d”, la “g” tienen un círculo en la regular o un óvalo en la cursiva que son iguales y, por lo tanto, hay que intentar que se parezcan lo máximo posible. Ocurre lo mismo con el bucle de la “l”, de la “b”, de la “h”, o de la “j” y la “g”, así como los puentes de la “n”, “m” o “h”.

Líneas que se inclinan / No escribir recto

Es muy común no escribir recto, especialmente si el folio es blanco y no se utilizan pautas o papel cuadriculado. Para ello, hay muchos trucos que expliqué en este vídeo, así que echadle un vistazo.

Letras muy grandes o muy pequeñas

Escribir con letras muy pequeñas dificulta increíblemente la lectura, y escribir algunas muy grandes también, ya que hace que se enga que adaptar el ojo a tamaños distintos en una misma línea. Por lo tanto, recomiendo que se mantenga siempre el mismo tamaño de letra, con una altura de “x”, es decir, de la “a” minúscula como referencia, de unos 3 ó 4 mm.

Espacio muy junto entre líneas

No dejar espacio entre línea y línea también hace que el conjunto de la escritura se vea muy abarrotado y no sea agradable de leer, dando además a un solapamiento entre las descendentes de la línea superior y las ascendentes de la línea inferior. Así pues, recomiendo dejar un interlineado de unos 4 ó 5 mm.

Inclinación desigual en una misma palabra

También es muy común que unas letras en la misma palabra estén escritas siguiendo un eje vertical y, otras, siguiendo una diagonal inclinada a la derecha, formando así una mezcla entre caligrafía regular o normal y cursiva. Recomiendo mantener siempre o bien la misma verticalidad, o bien la misma inclinación cursiva.

Letras ascendentes que no ascienden y descendentes que no ascienden

Las  letras “l”, “b”, “h”, “f”, “d” y “k”,  son letras ascendentes, por lo tanto, tienen que sobresalir por encima, ver que son más altas que una “a”, por ejemplo, si no, pueden dar lugar a confusión. Letras como la “g”, j”, “q” o “p” son descendentes. así que su parte inferior tiene que bajar de la línea de base, ver que realmente descienden.

 

Estos son los errores comunes a casi todas las muestras de caligrafía de niños y niñas de primaria que he analizado. Espero que os sirvan para ayudar a vuestros alumnos o hijos a mejorar su letra corrigiendo estos aspectos, de modo que resulte más legible y más agradable de leer para todos.

 

Deja un comentario