Ejercicios de caligrafía

La caligrafía japonesa como un arte o una disciplina

mayo 20, 2019
La caligrafía japonesa como un arte o una disciplina

La caligrafía japonesa, en japonés llamada (書道 shodō) o shūji (習字), un término de origen chino, es una de las más antiguas del mundo y su origen está en la caligrafía china de la época medieval de la dinastía Tang. En Japón se la considera todo un arte o incluso toda una disciplina, por la de años de práctica que requiere hasta alcanzar su perfección. De hecho, hay personas que se animan a aprender japonés por lo mucho que les gusta esta preciosa caligrafía que, normalmente, se escribe con pincel y tinta sobre un papel especial. Hoy vamos a conocer un poco los caracteres más básicos del japonés, algunos de sus kanjis y, luego, os vamos a mostrar ejemplos de caligrafía japonesa.

El abecedario japonés

Antes de aprender a el arte de la caligrafía japonesa conviene conocer un poco el abecedario japones y aprender a escribirlo. Más que un abecedario, es considerado como un silabario, ya que se construye con sílabas que representan un sonido y no con letras sueltas. El japonés tiene dos silabarios que, juntos, se conocen como Kana. Uno es el Hiragana, el que se aprende en el colegio y el más utilizado y el Katakana, para nombres y palabras extranjeras ylas onomatopeyas. A continuación os mostramos un silabario Hiragana que tiene la transliteración de cada uno de ellos para que podáis leerlos (la pronunciación es muy parecida a la del Español):

Abecedario japones

Los kanjis

 

Ahora que ya tenéis una idea del alfabeto japonés o, mejor dicho, el silabario japonés, es el momento de aprender qué es un kanji y de escribir algunos de los que encontramos en esta lista de kanjis. Los kanjis son los sinoramas (también llamados carácter han) de origen chino con los que se escribe en japonés. Normalmente, se utilizan para expresar conceptos. Cada kanji tiene un significado y es la raíz de la palabra, de las que derivan muchas otras. Para aprender a escribirlos, es esencial aprenderse el número, el orde y la dirección de los trazos, lo que en este blog nos referimos continuamente como ductus. Los kanjis se aprenden por grados, de los más fáciles a los más complicados. Por ejemplo, aquí tenéis una muestra de algunos kanjis de grado q (y su traducción debajo en inglés) y, como veis, van subiendo de dificultad.

Kanjis 1 grado
Algunos, si os fijáis, son conceptos que en su dibujo tienen una coherencia o una lógica, tanto por ellos mismos, como por su grupo o su contrario. Ejemplo: fuego, árbol-bosque, arriba- abajo, hombre-mujer… Realmente, son interesantísimos y, al verlos, dan ganas de descifrar la relación entre el significado y el modo de representarlo.

 

Plantillas de caligrafía japonesa

Una vez conocéis los silabarios y la lista de kanjis, podéis empezar a aprender un poco de caligrafía japonesa para escribir con lápiz o bolígrafo. De esa manera, aprendéis el orden y el número de trazos que tiene cada sílaba, por ejemplo. Aquí tenéis una muestra de estas plantillas de Hirgana a modo de cuadernillo:

Plantilla caligrafía japonesa
 

 

Ejemplos de caligrafía japonesa tradicional

Si ya sabéis escribir los silabarios y los kanjis con un lápiz, es la hora, si os apetece, de escribir la caligrafía japonesa tradicional, la que se realiza con pincel y tinta. (Hoy en día en el mercado japonés hay rotuladores de punta de pincel, como los Brush Pen de Pentel o de Tombow, que también son idóneos para esta caligrafía). Hemos buscado algunos ejemplos de ella y aquí los tenéis.

Caligrafía japonesa 3
Caligrafía japonesa 2
Caligrafía japonesa
Resulta de una belleza impresionante. ¡Ya nos están entrando ganas de tomar los pinceles y ponernos manos a la obra! Si os pasa como a nosotros, podéis empezar por ver este vídeo y escribir el Kanji de “Amor”: 愛

Esperamos que os haya gustado este artículo sobre caligrafía japonesa y que os hayan entrado ganas de aprender este arte milenario. Como siempre, nos gustaría que nos dejaseis comentarios con vuestra opinión y comentarios. ¡Os esperamos!

Deja un comentario